¿Cómo se llega de no correr nada a tu primer carrera?

Realmente empecé a correr porque quería bajar unos kilos que subí desde hace meses y que no parecían querer irse de ninguna forma. Yo no soy muy buena para las dietas así que pensé que subiendo mi quema de calorías podía conseguir mejor resultado.

Facetune_31-08-2018-16-40-01

Empecé corriendo por intervalos de 5 minutos y dos de caminata hasta llegar a media hora. A la semana siguiente le subí a 7 minutos corriendo, luego a 10 y después a 15 hasta completar la media hora. Llegando a este punto ya corría 30 minutos con un solo intervalo y pensé: ¿si corro otros 15? Y así llegué por primera vez a 5 kilómetros en 47 minutos.

Tener un objetivo medible

A partir de ahí la meta de bajar de peso pasó a segundo plano y el nuevo objetivo se convirtió en el principal motivador. La ilusión de correr 5k sin descanso cambió el juego completamente, ahora se trataba de rendimiento, de tiempo por kilómetro, de intervalos, de vueltas; me empecé a sentir como una deportista entrenando.

La consigna era correr 4 días a la semana y el progreso no tardó en presentarse, cada semana fui mejorando el tiempo, la resistencia y el ritmo. Y esto sin duda es el mejor motivador, ver que vas mejorando te impulsa a seguir, te da esperanza y te deja saber que vas por buen camino.

A continuación un reto

Desde chiquit@s estamos acostumbrad@s a que se mida nuestro desempeño y bueno o malo nuestro cerebro espera recibir una recompensa, la palmadita en el hombro que nos asegura que hemos hecho un buen trabajo. En este caso se compara con ponerte un reto, una carrera. Para hacer la búsqueda del objetivo un tránsito más emocionante es útil tener un reto que vencer para conseguir un pequeño reconocimiento y cruzar literalmente la meta que llevas tanto tiempo trabajando por alcanzar.

Y así es como un paso te lleva al siguiente y sin darte mucho cuenta, en tres meses pasas de no correr nada a tu primer carrera. (Ah, y por cierto, bajé 3 kilos.)

35fb470a-4444-4cd9-98bd-e215b0f00cb1


Fotografías: @adrianavegam



Anuncio publicitario

5 maneras de mantenerte motivad@ para hacer ejercicio.

Hace unos días me preguntaron en Instagram; ¿cómo le hago para mantenerme motivada? Y aquí les hice un resumen de las cosas que me ayudan a seguir adelante, aun cuando no tengo muchas ganas:

Sport Dates

Es una excelente manera de socializar y mantenerte en forma al mismo tiempo. Cuando suena el despertador a las 6:00 am y todavía está oscuro afuera, las ganas de seguir durmiendo pueden ser muy fuertes, pero si quedaste con alguien seguro no querrás dejarle plantad@, además de que te será más ameno y se te pasará el tiempo más rápido.

No negociar conmigo

Cuando la flojera se apodera de ti no tienes la lucidez suficiente para tomar las mejores decisiones, así que no negocies. Cuanto antes cumplas con tu plan de ejercicio, mejor. Así que no dejes para mañana lo que puede hacerte bien hoy.

El ejercicio es mejor en la mañana

Yo siempre pienso que si tengo algo difícil que resolver es mejor hacerlo a primera hora de la mañana, cuando tengo más energía, lucidez y la sensación de que aun tengo todo el día para hacer las demás cosas importantes. Lo mismo con el deporte, a lo largo del día nos vamos cansando, surgen imprevistos y tenemos menos ganas así que al buen paso, darle prisa.

35efab81-6a6d-45a2-aaec-0490a16b6412
Ponerte objetivos

Esto ayuda a medir tu progreso, no es lo mismo correr como hámster en ruedita, sin ninguna buena razón más que mover las piernas; que tener un objetivo claro y medible por el cual cada progreso en tu entrenamiento te acerque a alcanzar.

Competir

La competencia puede ser contigo mism@ para mejorar tu tiempo o tu desempeño, pero siempre es bueno interactuar con otras personas con objetivos similares para darle una chispa extra de motivación a tu entrenamiento. Sentir la adrenalina de la competencia y la emoción de alcanzar la meta pueden ser de las recompensas más emocionantes que te mantendrán entusiasmad@ por seguir.

Espero que estas recomendaciones te sirvan para mantenerte en actividad y recuerda que lo más difícil siempre es empezar, una vez vencida esa primer resistencia las endorfinas, la sensación de bienestar y el progreso te van a ir ayudando a ir por más.

f7bba441-ade9-486e-99dd-136c7eae2481


Fotografías: @adrianavegam